¡Acaba tu plato!

Microrrelato seleccionado en el CONCURSO DE MICRORRELATOS «RELATOS QUE ALIMENTAN», organizado por Justicia Alimentaria de Valencia. Puedes consultar el acta del fallo del jurado aquí.

Adriana removió con el tenedor el contenido del plato, sin apetito. Suspiró. Miró a su madre, quien le lanzó una severa mirada desde el otro extremo de la mesa.
—Come —ordenó la mujer, mientras ella misma daba buena cuenta de su alimento.
—Pero…
—No hay peros.
—¡Es que no me gusta! —se quejó la niña, posando el tenedor con tanta fuerza sobre la mesa que dio un bote.
—¡Adriana! ¡Haz el favor de acabarte el revuelto de saltamontes de una vez!
—¡Está asqueroso!
—Es lo único que había hoy a la venta en el mercado con proteína animal —explicó su madre—. Así que, si no quieres volver a comer insípidos vegetales, acaba ese plato.
Adriana, enfurruñada, agarró el tenedor con furia manifiesta y dio una atroz pinchada al montón de insectos cocinados, llevándoselos a la boca con idéntico gesto de contrariedad. Masticó un par de veces el bocado y se lo tragó sin más. Juana miró a su hija. Ahora fue ella quien suspiró. Ojalá pudiera retroceder un siglo para ver de nuevo los mares llenos de peces, las tierras cubiertas por cultivos exuberantes y las granjas abarrotadas de animales, pero era algo que pertenecía a un pasado de recursos agotados.

Imagen de Devon Breen en Pixabay.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s